Table of Contents

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

¿Tienes interés en tener más energía, mejorar la productividad y vivir más tiempo? ¿Qué tal perder peso más fácilmente, tener mejor cognición y mayor concentración?

Si es así, puede que te interese el biohacking, la práctica de utilizar protocolos únicos para “hackear” procesos específicos del cuerpo para lograr todas estas metas y más.

El biohacking es más que una práctica. Es un movimiento formado por científicos, expertos en tecnología y personas apasionadas por lograr una mejor salud. Estás a punto de aprender los conceptos básicos de qué es, cómo se originó, los diferentes tipos y cómo empezar. ¡Así que vamos a ello!

¿Qué es el Biohacking?

El biohacking es un movimiento basado en la idea de que se pueden “hackear” procesos corporales específicos para mejorar el rendimiento. Hay varios tipos de biohacking, que van desde simples cambios de hábitos hasta modificaciones inspiradas en la ciencia ficción. Éstos incluyen:

  • Nutrigenómica – Cómo los alimentos que comemos afectan nuestra expresión genética.
  • Biología DIY (Hágalo Usted Mismo) – El uso de métodos científicos para investigar, implementar y asistir protocolos de salud variados.
  • Grinder – La implementación de aparatos tecnológicos para aumentar procesos fisiológicos.

Como puedes ver, el biohacking abarca hábitos que van desde una alimentación más saludable hasta la inserción de chips en nuestro cuerpo. Sin embargo, el biohacking difiere significativamente de las modificaciones del estilo de vida.

Usemos el ejemplo de un levantador de pesas preparándose para una competencia. Esa persona (o su entrenador) crea un programa muy detallado con cantidades específicas de peso, repeticiones y series. Se realiza un seguimiento del progreso y se cambian los ejercicios para desarrollar la fuerza máxima. ¡Ese es un tipo de biohacking!

Compara ese programa especializado con alguien que simplemente visita el gimnasio para usar la caminadora mientras ve la televisión. Una es una práctica dedicada, específica y orientada a objetivos, mientras que la otra es menos intensa. Ambos tienen beneficios, pero el biohacking es muy diferente en términos de intención y metodología.

biohacking types

Tipos de Biohacking

La intención detrás del biohacking, como se mencionó anteriormente, es aumentar las capacidades del cuerpo humano de una manera específica, mesurada y orientada a objetivos.

Hay tres tipos principales de biohacking. Cada uno difiere significativamente en los tipos de prácticas, nivel de invasividad y grado de efecto. Éstos incluyen:

Grinder (Transhumanismo)

En el extremo del movimiento de biohacking están los interesados en el transhumanismo – un movimiento filosófico que aboga por la mejora de los seres humanos a través de la tecnología. El objetivo final del transhumanismo es evolucionar hacia un ser posthumano que aprovecha la tecnología para vivir más tiempo con una fuerza superpoderosa y amplias capacidades cognitivas.

Puede parecer ciencia ficción, pero ya se están haciendo avances tecnológicos actuales, y rápidamente. Un ejemplo es Neuralink Corporation – una empresa de neurotecnología fundada en parte por Elon Musk que desarrolla interfaces implantables cerebro-máquina.

El objetivo de Neuralink – como se indica en su sitio web – es ayudar a las personas con parálisis a recuperar la independencia a través del control de computadoras y dispositivos móviles. También afirman – en el mismo párrafo – que su objetivo es crear dispositivos que brinden a las personas la capacidad de comunicarse más fácilmente a través de texto o síntesis de voz y “seguir su curiosidad” en la web. En otras palabras, algunos creen que están intentando crear un software implantable que lea la mente humana. Y esto puede asustar a mucha gente, especialmente a aquellos familiarizados con Star Trek y los horrores de Los Borg.

Biology DIY (Hágalo Usted Mismo)

Como el transhumanismo, la biología DIY usa tecnología, pero de una manera relativamente menos invasiva y más orientada a alterar procesos biológicos humanos existentes.

El movimiento se originó con personas que poseían altos grados de educación científica y experiencia que querían trabajar fuera del sistema científico y de salud existente. Las razones de esto son muy subjetivas, aunque las más comunes incluyen el bajo grado de innovación, los intereses de las empresas farmacéuticas y la burocracia.

En otras palabras, la biología DIY se basa en un enfoque democrático para utilizar métodos y experiencia basados en la ciencia para crear protocolos, implementarlos y probar su efectividad. Algunos ejemplos incluyen:

  • Terapias genéticas como CRISPR
  • Realizar modificaciones en el estilo de vida y usar dispositivos portátiles para realizar un seguimiento de los cambios con precisión
  • Usar drogas dirigidas al cerebro como LSD, hongos de psilocibina o Noopept

Debe tomarse en cuenta que la biología DIY ha estado bajo ataque por autoridades gubernamentales como las de California, al investigar Biólogos DIY diciendo que practican sin licencia. También se han aprobado leyes que exigen que algunos fabricantes declaren que sus kits “no son para autoadministración”.

Nutrigenómica

La Nutrigenómica es el estudio de cómo la comida interactúa con los genes, basándose en la idea de que algunos alimentos afectan la expresión génica. Ha ganado popularidad desde el lanzamiento del Proyecto Genoma Humano en los años 90, y el posterior mapeo de la secuenciación del ADN humano.

De todos los tipos de biohacking, la nutrigenómica es posiblemente el más fácil de implementar y observar. Aquí hay tres formas sencillas de probarlo utilizando alimentos y suplementos altamente disponibles:

1. Magnesio

Decir que el magnesio es importante, es simplificarlo demasiado. Participa de manera crítica en cientos de procesos corporales y es un factor esencial en la regulación del sistema nervioso y la expresión genética.

El magnesio viene en muchas formas, como citrato, bisglicinato, malato y magnesio L-Treonato, un tipo especial de magnesio que atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica para mejorar la función cerebral.

2. Proteína Aumentada

La proteína, que proviene de la palabra griega “proto” (que significa “primero”), es un nutriente fundamental para la formación de músculos. Esta es la razón principal por la que los atletas priorizan la ingesta de proteínas.

De todas las fuentes de proteínas, la carne es posiblemente la mejor desde un punto de vista subjetivo y científico. Otras fuentes incluyen polvos y alimentos vegetales como nueces, frijoles y legumbres.

3. Suplementos Nootrópicos

Los nootrópicos y las drogas inteligentes son sustancias sintéticas, naturales o recetadas que pueden mejorar la función cerebral al estimular la cognición y la memoria. Éstas incluyen:

what is biohacking

Preguntas Frecuentes sobre Biohacking

La biotecnología se refiere al estudio de los procesos biológicos para progresar en el avance tecnológico. El biohacking es el uso de prácticas para mejorar los procesos humanos a través de varios métodos que van desde la nutrición hasta el uso de tecnología implantada.

No realmente. El biohacking implica prácticas para mejorar la función humana, mientras que la autoexperimentación es un término general que describe el proceso de una persona que realiza experimentos sobre sí misma.

Algunos suplementos populares de biohacking que mejoran la función cerebral incluyen L-Teanina, Creatina, Bacopa Monnieri, Ginkgo Biloba, Noopept, Rhodiola Rosea, y Fenotropil (Fenilpiracetam).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on social media

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en reddit
Compartir en telegram

More on this topic