Table of Contents

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram
Share on whatsapp

La pérdida de memoria puede ser muy estresante porque generalmente está asociada a síntomas de envejecimiento y una pérdida de funciones cognitivas.
Esa sensación de miedo es totalmente natural, porque la memoria es importante y, sin ella, podemos experimentar una pérdida de rendimiento cognitivo que puede disminuir nuestra capacidad de trabajo y éxito en general.
Entender cómo funciona la memoria lo empoderará a tomar acciones para mantenerla en óptimas condiciones. El primer paso es entender que el poder de la memoria depende altamente de la salud del cerebro.
Este artículo le entregará una breve introducción sobre cómo funciona la memoria, además de sugerencias de algunos suplementos para mejorarla. Al final, además incluimos algunos consejos y trucos que le darán información para mejorar su estilo de vida para un rendimiento fundamental de su cerebro (y su memoria).

Contenidos

¿Dónde se almacenan los recuerdos en el cerebro?

¿Qué causa la pérdida de memoria?

4 Consejos para tratar la pérdida de Memoria

Preguntas Frecuentes

¿Dónde se almacenan los recuerdos en el cerebro?

Cada día, colocas tus llaves en un lugar donde (la mayoría de las veces) esperas encontrarlas antes de dejar tu casa nuevamente el día siguiente.
Cuando atas los cordones de tus zapatos pareciera que sigues los pasos automáticamente.
Cuando vas a la cafetería en tu pausa del trabajo, eres capaz de seguir el camino sin pensar mucho en la dirección.
¿Cómo?¿Qué hace que estos recuerdos sean tan fáciles de recordar?
La respuesta está en el hecho de que hay diferentes tipos de recuerdos, y que esos recuerdos están almacenados en diferentes regiones del cerebro, interconectadas entre sí. La importancia y ubicación de estas memorias afectan nuestra habilidad de recordarlas.

¿Cuáles son los Diferentes tipos de Memoria?

Toda la información que recordamos es algún tipo de memoria y su importancia determina si el cerebro la clasifica como corto o largo plazo.

Memoria a Corto Plazo

La memoria a corto plazo es creada apenas la información ingresa al cerebro. Dependiendo del nivel de importancia y utilidad, estos recuerdos se eliminan o se transfiere a la memoria a largo plazo.
Un ejemplo de la memoria a corto plazo es cuando alguien te pide que leas un número de teléfono de un cartel mientras lo guardan en su teléfono. La mayoría de la gente habrá olvidado instantáneamente esta información al día siguiente, porque ya no es importante. Además del término “memoria a corto plazo”, este tipo de memoria también es llamada “memoria de trabajo”. Ya que algunos recuerdos “a corto plazo” son importantes, es fácil olvidarlo en el mundo moderno lleno de distracciones, pitidos y zumbidos. Hay que tener en cuenta esto ya que, para mucha gente, la pérdida de memoria puede ser una consecuencia de “demasiada información”.

Memoria a Largo Plazo

La memoria a largo plazo es información que nuestro cerebro considera “importante”, y puede durar un par de días o muchos años. La “importancia” puede pensarse como un grado de utilidad o impacto emocional. Algunas personas podrían no recordar qué comieron de almuerzo el día anterior, mientras recuerdan qué comieron en la cena del día de su boda, e incluso la marca del vino.
La memoria a largo plazo está dividida en memoria explícita y memoria implícita. Los recuerdos explícitos son conscientes e incluyen información como fechas, hechos o eventos. Los recuerdos implícitos son “inconscientes”, e incluyen acciones que hacemos automáticamente, como caminar a la tienda o conducir un carro.

¿Qué causa la Pérdida de Memoria?

La pérdida de memoria puede ser causa de problemas que afectan al tallo cerebral, por causas físicas, mentales y emocionales. Nuestro alrededor está cambiando constantemente y exigiendo más de nuestra atención, lo que puede causar que la maquinaria del cerebro se “gaste” y afecte nuestra memoria. Ésta es probablemente la causa más común de pérdida de memoria, dado el mundo en el que vivimos hoy.

    • Otras causas comunes de pérdida de memoria:

    • Lesiones o traumas craneales
    • Privación del sueño/insomnio
    • Bebidas alcohólicas
    • Fumar (marihuana, cigarrillos, etc.)
    • Deficiencia nutricional (grasa/proteína)
    • Medicamentos (medicamentos contra la ansiedad, tranquilizantes, antidepresivos, antihistamínicos, relajantes musculares, analgésicos, pastillas para dormir, etc.)

4 Consejos para tratar la pérdida de Memoria (+ 4 Suplementos Estimulantes de la Memoria para estudiantes)

Tratar la pérdida de memoria es más efectiva si se considera la salud del cerebro completo. Abajo hay cuatro consejos para comenzar con un enfoque equilibrado para lograr la mayor salud cerebral y un mayor poder de memoria. Las primeras tres se relacionan al estilo de vida y la última sugiere algunas pastillas para la memoria que pueden ayudar a estudiantes universitarios (y cualquier persona que necesite un impulso a su capacidad de memoria).

1. Duerma lo suficiente

El momento de dormir es cuando el cerebro puede descansar y regenerarse. Hacer funcionar el cerebro a altas revoluciones eventualmente causará que se agote, y puede contrarrestar este efecto durmiendo lo suficiente.

2. Coma Suficiente Grasa

El cerebro está hecho de grasa y necesita grasa para funcionar. Un cerebro que funciona con una dieta alta en carbohidratos, llena de glucosa, lleva a altos niveles de azúcar y “niebla mental”. Buenas fuentes de grasa incluyen mantequilla, aceite de pescado, aceite de oliva y aguacates.

3. Ejercicio y Oxigenación

El cerebro, como todas las partes del cuerpo, necesita oxígeno. Si bien no existe un único tipo de ejercicio que funcione para todas las personas, caminar y subir las escaleras siempre que sea posible es un buen comienzo – especialmente a lo largo de un día de trabajo o durante extensas sesiones de estudio.

4. Suplementos para el Cerebro y la Memoria para Estudiantes

La suplementación funciona mejor después de que los fundamentos están en su lugar.
Aquí están nuestros cuatro mejores suplementos para la memoria que pueden ayudar a los estudiantes dar lo mejor de sí:

Magnesio L-treonato – Una forma exclusiva de magnesio, el magnesio L-treonato está formulado para superar la barrera hematoencefálica del cerebro y aumentar la neuroplasticidad.

Glutatión Reducido – Se encuentra naturalmente en frutas, vegetales y carnes, el glutatión es un poderoso antioxidante que puede neutralizar los tan dañinos radicales libres.

Hongo Melena de León – Usado en la medicina tradicional oriental, el hongo melena de león ha sido prescrito para mejorar la cognición a través de un aumento en el flujo de oxígeno.

Ashwagandha – Parte de la medicina ayurvédica en India por cientos de años, se considera que la ashwagandha reduce el estrés y los niveles de cortisol, y optimiza el descanso y la regeneración.

Si bien todos estos suplementos pueden ser tomados de manera segura como parte de un plan de salud general, siempre es una buena idea consultar primero con su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on social media

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

More on this topic